Carrer de Balmes, 423 | 08022 Barcelona | 934 17 89 22 | Urgencias 639353133 
Balmes, 423 (BCN)
 
La Cavia porcelus vive unos ocho años, llegando a ser sexualmente madura al mes y medio o dos meses de vida, criando a dos a cuatro crías que finalizarán su lactancia a las dos o tres semanas. Para evitar problemas durante el parto hay que programar el primero antes de los 6 meses.
Son animales tímidos, aunque cuando se sienten seguros se vuelven curiosos, no suelen morder y están acostumbrados a vivir en colonias. Por esta razón necesitan compañía, bien de otras cobayas o de las personas. Sin embargo, si en el grupo coinciden dos o más machos, surge el riesgo de peleas y toleran mal las altas temperaturas.
Son animales propensos a padecer déficit en vitamina C, por lo que se requiere un aporte de suplementos que contengan esta vitamina.

¿Que incluye tu primera visita en Exotics?

Asesoramiento de cuidado y manejo personalizado

Conocer y entender tu nueva mascota así como saber interactuar con ella, es fundamental para su bienestar.

Pauta de alimentación específica

Una alimentación correcta nos ayudará a tener más sana a nuestra mascota y ahorraremos enfermedades y dinero en el veterinario.

Exploración completa

El veterinario le realizará una revisión completa donde se podrá determinar el estado de salud.

¿Cómo lo tengo que mantener?

La jaula debe ser lo bastante grande como para permitir la presencia de una zona para las deyecciones y otra para la comida, además de espacio para estirarse. En el suelo se puede poner cualquier sustrato no agresivo para las patas de la cobaya: papel de periódico, virutas de madera, paja, heno, cilindros de serrín prensado... es mejor evitar los sustratos pulverulentos (como el serrín o la arena de gato). La jaula debe estar en un sitio fresco, protegida de corrientes de aire y altas temperaturas. Esto no quiere decir que no puedan tomar el sol: La luz solar directa es importante para la correcta calcificación de los huesos, pero es conveniente evitar las horas de más calor y proporcionar siempre una sombra donde se puedan resguardar si sube mucho la temperatura. Hay que controlar el bebedero, ya que tienden a obstruir con comida los tubos. Es importante que hagan ejercicio fuera de la jaula, con la mayor asiduidad posible. Para estimularlos se les puede montar un “circuito” con premios comestibles. Conviene aportarles juguetes para roer; en las tiendas de animales existen productos específicos, y además podemos ofrecerles trozos de madera no tratada, troncos y ramas limpios y sin pesticidas, pinzas de la ropa de madera, cartones y papel de periódico.

¿Qué come?

Su dieta se debe componer principalmente de heno y pienso para cobayas. El heno, que aporta grandes cantidades de fibra es muy importante para mantener la salud de la cobaya durante muchos años. Se le pueden añadir a la ración diaria vegetales frescos fibrosos (tronco y hojas de apio, escarola, hojas de zanahoria...), hierbas aromáticas frescas o secas (romero, tomillo, menta, perejil...) e incluso césped y tréboles del jardín, siempre y cuando no provoquen diarreas. Conviene evitar la fruta, el pan y las pastas. Tienden a ser muy golosas y a tener sobrepeso. Las cobayas no fabrican vitamina C, así que toda la que necesitan se les ha de aportar de forma externa. La vitamina C se encuentra en frutas y verduras frescas (cítricos, kiwi, fresa, perejil, hojas de col...), pero se degrada rápidamente en contacto con la luz y el oxígeno, así que si la cobaya no consume rápidamente estos productos, tendremos que utilizar suplementos (p.e. Redoxon), administrados directamente en la boca.

¿Se tienen que vacunar?

No existe ninguna vacuna comercializada para cobayas. Las cobayas pueden tener parásitos externos (pulgas, garrapatas, ácaros y, sobre todo, piojos) y parásitos internos (coccidios, criptosporidios), pero generalmente no se realizan tratamientos preventivos, sino que se tratan cuando se diagnostican. Se recomienda realizar una revisión anual en el veterinario.

¿Me puede pasar alguna enfermedad?

La más importante por su incidencia es la tiña o dermatofitosis. Está provocada por hongos y suele comportar tratamientos largos, tanto en las cobayas como en las personas. Generalmente se presenta en el animal antes que en las personas, y se ha de sospechar cuando aparecen zonas sin pelo y con descamación en la piel. Por último, sólo se puede coger la toxoplasmosis de una cobaya comiéndosela, no hay riesgo de transmisión por las heces ni la orina.

Clínica Veterinaria Exotics

Lunes a Viernes
9:30 a 21:00

Sábados
10:00 a 14:00

Carrer de Balmes, 423
08022 Barcelona

Ronda de Dalt Sortida 6
FFCC Av Tibidavo
Autobus V15

Contacta

info@clinicaveterinariaexotics.com
Teléfono 93 417 89 22
Urgencias 639 353 133

Síguenos