Carrer de Balmes, 423 | 08022 Barcelona | 934 17 89 22 | Urgencias 639353133 
Balmes, 423 (BCN)
 
Son varias las especies de tortugas acuáticas que podemos encontrar en cautividad: Trachemys spp., Pseudemys spp., Graptemys
spp., entre otras. Las hembras alcanzan una longitud de 28 cm, siendo los machos de menor tamaño, aproximadamente de unos 13 cm.
Se caracterizan por su longevidad, puesto que bien cuidadas vivirán más de 40 años. En la naturaleza viven en ríos, pantanos, lagos,
estanques y en general en aguas con corrientes lentas, poco profundas y con fondos
lodosos o arenosos con abundante vegetación, donde las orillas sean accesibles y
estén soleadas gran parte del día.
En su hábitat natural se alimentan de restos de materia orgánica, caracoles, peces, insectos, etc. Cabe añadir que es importante informarse de la especie concreta para saber su hábitat más adecuado y su alimentación más idónea.

¿Que incluye tu primera visita en Exotics?

Asesoramiento de cuidado y manejo personalizado

Conocer y entender tu nueva mascota así como saber interactuar con ella, es fundamental para su bienestar.

Pauta de alimentación específica

Una alimentación correcta nos ayudará a tener más sana a nuestra mascota y ahorraremos enfermedades y dinero en el veterinario.

Exploración completa

El veterinario le realizará una revisión completa donde se podrá determinar el estado de salud.

¿Cómo la tengo que mantener?

Lo más recomendable es que vivan en estanque en el jardín o terraza al aire libre durante los meses cálidos y en el interior el resto del año. Cuando se alojan en casa es necesario diseñarles un acuaterrario adecuado. Deberá tener una parte con agua donde la tortuga se pueda sumergir y una zona terrestre en la que pueda salir a tomar el sol. Necesitan un aporte de radiación solar directa importante, ya que la radiación ultravioleta que proporciona el sol es imprescindible para poder calcificar correctamente los huesos. En el caso de tenerlas en el interior, tendremos que proporcionarles la radiación UVB artificialmente mediante un fluorescente especial para reptiles o una bombilla de vapor de mercurio. Debemos recordar que los fluorescentes se han de cambiar cada 6-8 meses aunque sigan emitiendo luz y que, tanto el fluorescente como la bombilla, no deben estar protegidos por ningún cristal, plástico o tela mosquitera. Se suele hacer un ciclo día-noche de unas 12 horas. Las temperaturas aconsejadas van desde los 25º a los 30º, con una diferencia térmica entre noche y día de unos cinco o seis grados. Son animales estacionales y en los meses de frío hivernan. Notaremos que cuando empieza a bajar la temperatura la tortuga pierde actividad y come menos. Deben ser introducidas en un contenedor con un poco de agua y ser mantenidas en locales no caldeados. Las tortugas que acaban de nacer o cualquier tortuga que no esté en perfecto estado de salud no deberían hivernar para aumentar la supervivencia.

¿Qué come?

Estas tortugas son carnívoras aunque de adultas pueden llegar a comer pequeñas cantidades de vegetales. Se les puede dar todo tipo de pescado fresco o congelado (evitando el pescado azul), carne (menos cerdo), lombrices, insectos, bivalvos y moluscos. Lo más importante es que la dieta sea variada y no nos limitemos a darle una o dos cosas durante toda su vida, ya que a la larga tendrá deficiencias alimentarias, por esto, es un error proporcionar una alimentación basada solo en pequeñas gambas liofilizadas.

¿Se han de vacunar o desparasitar?

No hay ninguna vacuna para tortugas, en cambio, sí que es muy recomendable desparasitarlas rutinariamente una o dos vez al año frente a parásitos internos. Lo mejor es hacer un análisis de una muestra de heces para determinar qué parásitos tiene y, así, instaurar el mejor tratamiento posible. Las épocas más recomendables para la desparasitación son la primavera y el final del verano. Así, eliminaremos los parásitos que hayan crecido durante la hibernación y, a final de verano, limpiaremos su tránsito intestinal para que se vaya a dormir en mejores condiciones.

¿Me puede pasar alguna enfermedad?

Los reptiles pueden ser portadores de algunas bacterias y parásitos que pueden pasar a las personas sin que el animal muestre signos de enfermedad. La enfermedad más importante y conocida es la Salmonelosis. Tienen más riesgo de infección los niños pequeños, las personas mayores y aquellas que estén muy inmunodeprimidas. Si hay personas con riesgo en contacto con el animal se puede realizar un análisis para confirmar o descartar la presencia de este microorganismo. En caso afirmativo podemos establecer un tratamiento para eliminar la bacteria. De todas maneras, con una higiene normal se reducen al mínimo las posibilidades de contagio; debemos lavarnos las manos después de manipular el animal, no deberemos dejar que se pasee por la cocina o lugares donde se prepare comida y tirar el agua de limpieza del terrario y las heces del animal al water. No deberemos dar besos al reptil y desinfectar periódicamente el terrario con agua y lejía. Hay que recordar que ninguna tortuga, y en particular las procedentes de América del Norte que se adaptan muy bien a nuestro clima, debe ser liberada en la naturaleza. Estos animales han llegado a reproducirse en muchas zonas, ocupando y desplazando al galápago europeo, que ya estaba de por sí amenazado y alterando nuestros ecosistemas.

Clínica Veterinaria Exotics

Lunes a Viernes
9:30 a 21:00

Sábados
10:00 a 14:00

Carrer de Balmes, 423
08022 Barcelona

Ronda de Dalt Sortida 6
FFCC Av Tibidavo
Autobus V15

Contacta

info@clinicaveterinariaexotics.com
Teléfono 93 417 89 22
Urgencias 639 353 133

Síguenos